PELEA ENTRE EL INTENDENTE DE ANGACO CON LA VECINAL POR EL AGUA

NO ES SU JURISDICCIÓN DIJERON DESDE LA UNIÓN VECINAL DE VILLA EL SALVADOR -CABECERA DEL DEPARTAMENTO ANGACO- EN VIRTUD DE QUE EL MUNICIPIO ¿METIÓ LAS NARICES?

Pelea por la distribución de agua en un loteo de Angaco

El municipio encaró el suministro y desde la Unión Vecinal aseguran que invadió su jurisdicción.Por Walter Rios - Diario De Cuyo
NO ES SU JURISDICCIÓN DIJERON DESDE LA UNIÓN VECINAL DE VILLA EL SALVADOR -CABECERA DEL DEPARTAMENTO ANGACO- EN VIRTUD DE QUE EL MUNICIPIO ¿METIÓ LAS NARICES?

El municipio de Angaco comenzó la semana pasada a distribuir agua potable en un loteo de 250 casas de la villa El Salvador y se desató una fuerte disputa. El presidente de la Unión Vecinal que se encarga del suministro en la zona, Manuel Riveros, explicó que la comuna invadió la jurisdicción y amenazó con realizar una demanda judicial para que la institución tenga la administración del servicio y efectúe el cobro a los vecinos. Por su parte, el intendente José Castro aseguró que la entidad eludió la responsabilidad de hacer la obra y que ahora quiere percibir las cuotas de esos habitantes y que el municipio está facultado para abastecer de agua a los pobladores, por lo que resaltó que no entregará el manejo de esa red.

Las posturas de ambos protagonistas generaron duros cruces, al punto de que Riveros calificó a Castro de autoritario, mientras que este último definió al titular de la Vecinal como un “caradura” y que su planteo es “ridículo”.

No es la primera vez que el suministro de agua en Angaco levanta polvareda, ya que tanto Castro como Riveros se habían cruzado a principios de 2013 (ver recuadro). Ambos se acusan de ponerle palos en la rueda al otro. El intendente destacó que la Vecinal, al trabar la distribución del agua al loteo, está impidiendo que allí se lleve a cabo un plan habitacional de la comuna. Y Riveros señaló que Castro “siempre tuvo rivalidad con nosotros, una institución sin fines de lucro, y nunca nos ayudó con nada”. La puja se trasladó a la arena política, ya que los 2 compitieron en las primarias del Frente para la Victoria para pelear por la Intendencia en las elecciones del año pasado. La interna la ganó Castro, quien luego triunfó en la general. 

El conflicto estalló cuando la comuna empezó desde la semana pasada a suministrar agua al loteo. Riveros dijo que desde la conformación de la Unión Vecinal se estableció que el área de la Villa El Salvador, donde está el predio, más otras localidades, deben ser abastecidas por la institución. Por eso, manifestó que quiere reunirse con el intendente para llegar a un acuerdo. ¿Cuál? Que el municipio entregue la administración de ese sector a la Vecinal. Y en el caso de que no haya un arreglo, afirmó que se están asesorando para presentar una demanda para lograr ese fin. El dirigente reconoció que le están llegando quejas de los vecinos que reciben agua de la institución porque terminarán pagando más que los del loteo. Sucede que la Vecinal tiene un sistema medido, en el que se paga 120 pesos por el consumo de 15 metros cúbicos y 7 pesos más por cada metro cúbico de exceso. En cambio, los pobladores del loteo abonarán 68 pesos fijos y sin límite, informó Castro.

El intendente redobló la apuesta y dijo que hace un año y medio, cuando estaba por poner en marcha el plan habitacional en el loteo, habló con el presidente de la Vecinal para firmar un convenio. En el mismo, el municipio le entregaba el sector para que proveyera y cobrara el servicio, pero a cambio le pedía que la conexión fuera gratuita y que extendieran la red hacia el este, con 200 horas máquina pagadas por la comuna. Sin embargo, Castro dijo que Riveros se negó a firmar el convenio. El titular de la entidad negó que le hubieran hecho esa propuesta y dijo que el jefe comunal “falta a la verdad”.

Castro arremetió con que le pidió a la Vecinal la factibilidad para distribuir agua en el loteo y que le respondieron que además la comuna debía llevar a cabo otras obras complementarias. “Eran trabajos millonarios. Fue como que nos dijeran que no”, indicó el intendente, quien señaló que tomó la decisión de implementar un sistema de suministro municipal, a través de una perforación, cuya calidad de agua fue certificada por los laboratorios de OSSE. 

El jefe comunal rechazó el planteo de que se hayan metido en la jurisdicción de la Vecinal, ya que afirmó que por la ley de municipios, cuentan con autonomía para actuar con el objetivo de garantizar el derecho al acceso al agua potable para los vecinos. El presidente de OSSE, Sergio Ruiz, informó que si una Unión Vecinal no entrega la factibilidad para proveer el servicio, el municipio puede poner en marcha una planta y una red de distribución. La comuna tiene esos sistemas en el 75 por ciento del departamento, resaltó Castro.

Frente a la posibilidad de una demanda, se mostró despreocupado y señaló que “sería bueno que Riveros también explique en la Justicia por qué cobran el canon de agua más caro de toda la provincia”.