RETIRO ESPIRITUAL CON MENOS CONCURRENCIA? ESCÁNDALO DEL ARZOBISPADO

El retiro espiritual para políticos que organizó el sábado la Comisión de Justicia y Paz del Arzobispado contó con menos presencia de asistentes que el año pasado y hay quienes creen que el escandaloso caso que salpica a la Iglesia sanjuanina ayudó a eso. El ministro Walberto Allende aseguró que “es muy posible” que haya incidido en dirigentes y el líder de Actuar, Rodolfo Colombo, dijo que “quizás” condicionó a algunos que no fueron.
El retiro espiritual para políticos que organizó el sábado la Comisión de Justicia y Paz del Arzobispado contó con menos presencia de asistentes que el año pasado y hay quienes creen que el escandaloso caso que salpica a la Iglesia sanjuanina ayudó a eso. El ministro Walberto Allende aseguró que “es muy posible” que haya incidido en dirigentes y el líder de Actuar, Rodolfo Colombo, dijo que “quizás” condicionó a algunos que no fueron. 

El retiro espiritual se hizo en una quinta del departamento Pocito y reunió a 95 políticos del oficialismo y la oposición, pero los principales referentes o estuvieron unos pocos minutos porque se tenían que ir a la Cabalgata de la Fe o no fueron. Esa fue la situación del gobernador Segio Uñac, que en la mañana dijo presente para saludar y agradecer la invitación a los organizadores y de inmediato partió hacia el evento que juntó a jinetes de distintas latitudes. 

Allende y Colombo estuvieron en el retiro y opinaron acerca de si la resonante causa del Arzobispado hizo que fueran menos políticos. El ministro uñaquista aseguró que “en algunos puede haber incidido, es muy posible”. Y el opositor que encabeza el partido Actuar se manifestó en el mismo sentido: “Quizás en algún dirigente puede haber influido para que no vaya”.

La causa ha provocado una fuerte conmoción pública. Monseñor Alfonso Delgado denunció a Juan Brozina y Raúl Tapia, dos exempleados del Arzobispado, por un faltante de miles de pesos en la casa religiosa. Después de ser procesado como uno de los responsables de la desaparición de entre 500 mil y 700 mil pesos, el primero contraatacó acusando al obispo de ser el culpable de los manejos irregulares y de pedirle que desviara la plata para tapar situaciones impropias de algunos sacerdotes.

Monseñor fue una pata clave del retiro. Se encargó de dar la misa de despedida y en uno de los pasajes de su sermón, hizo referencia al tema. En dirección a Brozina, aseguró que “algunos han tirado un poquito de saña contra ámbitos de la Iglesia y nos duele lo que no es verdad”.

DIARIO DE CUYO