Las 10 ejecuciones de homosexuales más brutales del Estado Islámico

El atentado contra un local bailable de la comunidad gay cometido en la madrugada del domingo 12 de junio en Orlando por un admirador del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) no es el primer ataque de este grupo terrorista musulmán contra homosexuales, sino que es el eslabón más sangriento en la larga lista de asesinatos.
Pulse -la discoteca donde se registraron 50 muertes y otros 53 resultaron heridos- representó el más brutal de las ejecuciones concretadas por ISIS en su sangriento historial asesino. Sin embargo, todos esos crímenes contra la humanidad fueron realizados en Siria y en Irak, donde la milicia radical controla ciudades mediante sus leyes ultra-islámicas.



Pulse -la discoteca donde se registraron 50 muertes y otros 53 resultaron heridos- representó el más brutal de las ejecuciones concretadas por ISIS en su sangriento historial asesino. Sin embargo, todos esos crímenes contra la humanidad fueron realizados en Siria y en Irak, donde la milicia radical controla ciudades mediante sus leyes ultra-islámicas.

La primera de esas ejecuciones tuvo lugar en la ciudad de Mayadin, en Siria y fue revelado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) el 25 de noviembre de 2014. En esa oportunidad la forma en que ISIS asesinó a su víctima fue mediante la lapidación. La excusa dada en ese momento fue que los yihadistas habían hallado en su celular videos del joven de 20 años “practicando actos indecentes con hombres“.

Mayadin es una pequeña ciudad situada en la provincia de Deir Ezzor. Para ese mismo mes también se reportó otro crimen contra un homosexual. En este caso era un joven de 18 años, quien también fue lapidado por el ISIS.


En septiembre de 2015 ISIS incrementó su brutalidad contra los homosexuales y en esa ocasión fue la mayor matanza que había sido registrada hasta el momento. Nueve hombres y un adolescente de 15 años sufrieron la brutalidad del Estado Islámico, según reveló el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El hecho ocurrió en Rastan, en la provincia siria de Homs. Hasta ese momento, las Naciones Unidas (ONU) tenían contabilizadas 30 personas ejecutadas por ser homosexuales.

El 1 de diciembre pasado, en Palmira, se conoció que el Estado Islámico había torturado y asesinado a dos personas sentenciados por sus preferencias sexuales. Fueron, otra vez, arrojadas desde lo más alto del Hotel Wael. Los “acusados” fueron identificados comoHawas Mallah, de 32 años y Mohamed Salameh, de 21.

Uno de los más horrendos crímenes contra homosexuales ocurrió el pasado lunes 4 de enero, cuando los yihadistas violaron y ejecutaron a un menor de 15 años por ser gay. Había sido abusado por Abu Zaid Al Jazrawi, uno de los más violentos oficiales del grupo terrorista. Tras el ultraje, fue condenado por su orientación y arrojado desde un edificio en la provincia siria de Deir Ezzor.


Orlando y la discoteca de la comunidad gay elegida por Omar Saddiqui Mateen no fue una casualidad. Fue la décima y más brutal de las ejecuciones contra homosexuales que se tenga registro. El ISIS y sus fieles fanáticos consideran una desviación la homosexualidad. Como tal, debe ser erradicada. Esa era la idea deMateen cuando ingresó a Pulse con su rifle AR-15, el más vendido en los Estados Unidos.

fuente INFOBAE