Símbolo de un imperio comercial, a los 105 años murió Luis Ribeiro

CLARÍN
Don Luis se fue sereno, acompañado por su familia, en su Villa Mercedes natal. Don Luis para su pueblo, Luis Ribeiro para el mundo comercial y Ribeiro para el rubro electrodomésticos. Su andar cansino, su melena blanca, que conservó hasta el último día, su figura pequeña y siempre de traje es la fotografía que lo pinta de cuerpo entero y que quedará en la memoria de los mercedinos. Tenía 105 años.
Símbolo de un imperio comercial, a los 105 años murió Luis Ribeiro Luis Ribeiro, el responsable de una de las empresas de artículos para el hogar más importantes del país. FOTO GENTILEZA EL DIARIO DE LA REPUBLICA


Luis Ribeiro fue el conductor, en segunda generación, de la reconocida cadena de venta de electrodomésticos que lleva su apellido y uno de los comerciantes más prestigiosos de San Luis.


La firma Ribeiro nació en 1910 como una compañía familiar, con origen en la puntana Villa Mercedes. Siempre se fue adaptando a la evolución y características del mercado. Hoy tiene más de 80 sucursales repartidas en todo el país y unos 2.000 empleados.

Don Luis había nacido el 16 de febrero de 1913. Después de perder a una hermana y a su madre cuando tenía seis años, vivió en Uruguay junto a sus tías y su hermana Lila. Dos años después, su padre lo fue a buscar a Montevideo y desde entonces se instaló en San Luis. Fue ahí cuando se enteró de que tenía una nueva familia.

La empresa fue en un principio una joyería, relojería y óptica pero, por el aumento del precio de los metales, en la década del 70 empezó a incursionar en el armado de heladeras. Luego de la muerte de su padre, Don Luis que en ese entonces era Luisito y tenía 27 años, en 1940 se hizo cargo del negocio familiar.

Nunca creyó en nada, se declaraba ateo, pesimista y crítico. Fue tan autoexigente, que encontró en la cultura del trabajo su propia religión. Y fue él quien cambió el rumbo y consolidó las bases de Ribeiro de hoy. Siempre fue un adelantado y sólo confió en sus convicciones.

No hubo hecatombe económica que pudiera con su empresa. Pasaron dos guerras mundiales, gobiernos peronistas, radicales, hiperinflación y la crisis del 2001...Sin embargo Ribeiro siguió creciendo. ¿Cómo? En Villa Mercedes, muchos recibieron su ayuda para estudiar, para comprar electrodomésticos y para resolver problemas personales -informó La Nación-. Esa fue una de las claves para entender la expansión de su compañía, que basó su crecimiento en darle microcréditos a cualquier comprador, sin importar que tuviera aval bancario.

“Me siento muy halagado y sinceramente creo que no merezco todo esto, porque he vivido como un hombre común toda la vida. Lo único que tengo es una buena conducta y valores éticos que me han ayudado mucho a vivir en paz conmigo mismo”. Una frase que expresó Ribeiro en 2012, cuando fue homenajeado por el gobierno de la provincia de San Luis y lo pintó tal cual era: humilde, austero, trabajador y revolucionario. Hacedor de una empresa que recauda fortunas, no conoció la vida lujosa. Ni siquiera el mar.
Símbolo de un imperio comercial, a los 105 años murió Luis Ribeiro Símbolo de un imperio comercial, a los 105 años murió Luis Ribeiro Reviewed by Andrés Zarzuelo on marzo 26, 2018 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.