VOTACIÓN EN SENADO CON FINAL INCIERTO, MIENTRAS CARRIÓ DENUNCIA Y MACRI VETARÁ

INFORME DE CLARIN E INFOBAE
El senado trata el proyecto opositor para frenar el aumento de tarifas

Mauricio Macri vetará de inmediato

Si finalmente se consuma, tal vez haya sido el veto anticipado con más antelación por Mauricio Macri. Y el rechazo formal del Ejecutivo al proyecto de tarifas sería un trámite de cuestión de horas una vez que fuera aprobado por el Senado. Es que el Presidente vetará de inmediato, pese a que un sector del Gobierno le aconsejó esperar "a la próxima semana" para firmar el pronunciamiento expreso y devolver el proyecto al Congreso.

Desechada la opción de impugnar en la Justicia la ley, para acelerar los tiempos y no quedar empantanado en la discusión mediática, Macri decidió formalizar entre jueves y viernes el veto, una vez que reciba el proyecto aprobado por el Congreso. Incluso se especula con que se podría dar durante el encuentro que el Presidente mantendrá con el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, uno de los que propuso un proyecto alternativo. De ahí a que el cacique peronista pidiera anoche "desdramatizar" el veto presidencial.

Sin embargo, hay quienes en el Gobierno pretenden que la medida sea anunciada el lunes.¿A qué se debe la sugerencia? Este viernes, en el Congreso se realizará el acto de cierre de la "Marcha Federal por Pan y Trabajo", una multitudinaria manifestación que comenzó el lunes, con movilizaciones en cinco provincias y la participación de movimientos piqueteros y organizaciones que reclaman un paquete de medidas vinculadas a la economía social, incluidas cinco leyes que beneficiarían a los sectores más populares.


A la preocupación del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta de que la Ciudad se vea virtualmente sitiada cuando las cinco columnas de manifestantes que arribarán a Buenos Aires (Liniers, Retiro y Constitución) desde La Quiaca, Bariloche, Río Gallegos, Posadas y La Rioja; se sumó la advertencia de un sector del Gobierno de que vetar la ley antes de esa marcha contribuirá a exacerbar los ánimos. "No es lo mismo que el pedido sea 'Macri no vetes' a que protesten porque ya vetaste", es el razonamiento que hacen en el oficialismo. Un punto adicional: la marcha que originalmente iba a finalizar en la Plaza de los Dos Congresos ahora va a llegar a la Plaza de Mayo. Los organizadores irán hasta la recientemente reinaugurada plaza para pedirle al Presidente por las tarifas.


En criollo: quienes insisten que Macri debe esperar hasta la próxima semana para vetar la ley, explican evitar un escenario similar al de diciembre, cuando en el Congreso, por la reforma previsional, se aglutinaron sectores sociales y políticos. Y terminó con serios incidentes.

En este caso, la manifestación, impulsada por el Movimiento Evita junto a CTEP, Barrios de Pie, CCC, el Frente Darío Santillán y el FOL (Frente de Organizaciones en Lucha), pero cuenta también con el guiño de gremios Camioneros, La Bancaria y el de la CTA de los Trabajadores, encabezada por Hugo Yasky.

Si bien en Casa Rosada descuentan que el marco será multitudinario, proponen enfriar el clima de la protesta sacando del medio el tema del veto. Mientras, el todavía influyente vicejefe de Gabinete Mario Quintana trabaja junto a la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley para contener los reclamos y negocia directamente con las organizaciones.

Como adelantó Clarín, en el Gobierno tienen previsto convocar a estos grupos el mes próximo, previendo un clima social complicado por el impacto de la corrida cambiaria y una inflación que ya golpea los bolsillos. Y justamente decidieron postergar el llamado para el mes próximo para no agregar ingredientes extra a la marcha federal.

El debate sobre qué debía hacer Macri estuvo hoy sobre la mesa en la reunión de coordinación. El Presidente escuchó la sugerencia pero, al menos por ahora, se mantiene firme en vetar la ley ni bien reciba el proyecto del Congreso.



Apunten a Pichetto


Donde el Gobierno tendrá otra ardua tarea, cerrado el capítulo tarifas, es en el ala más política de la mesa chica que asesora al Presidente. Tanto el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, como el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, deberán interceder para acercar posiciones con el jefe del bloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Angel Pichetto, que, a partir de la aprobación de esta ley, parece haber caído en desgracia en la consideración de Macri, que está "decepcionado" con su actitud.

"Mauricio está muy enojado con él. Cree que su respuesta de que 'ya era tarde' fue una excusa y que nunca quiso una salida política", cuestionan en el Gobierno. "En el Congreso todo se resuelve sobre la hora. Pichetto sabe que se juega el partido hasta los 47 minutos del segundo tiempo", amplían en jerga futbolera. Y sostienen que la postura intransigente del legislador rionegrino se debió a que "(Sergio) Massa nunca lo dejó negociar" y a que "pensó más en la interna del PJ que en la Argentina".

Elisa Carrió les contestó a los actores K que dijeron que "la patria está en peligro"

Elisa Carrió observó unos minutos del video que días atrás grabó un grupo de actores kirchnersitas en repudio a las negociaciones con el FMI, bajo el lema "la Patria está en peligro".

Luego de escuchar con muestras de fastidio las palabras de Pablo Echarri y Gerardo Romano, la diputada les dejó una contundente respuesta: "Les voy a contestar en el mismo tono dramático y televisivo de ellos. A la Patria la quisieron matar ustedes con la complicidad de actores, intelectuales y artistas", comenzó durante la entrevista en el canal Todo Noticias.

 Buscamos con el Fondo un seguro para que ustedes no nos volteen, para que ustedes no sean golpistas
Carrió recordó entonces que los artistas involucrados en el video en contra del acercamiento del Gobierno con el Fondo "cobraban mucho dinero del Gobierno, y permitieron que saquearan el país De Vido y todos los ladrones".

Con un final incierto, el Senado se prepara para votar el proyecto que frena el aumento de tarifas

El proyecto que empuja el peronismo plantea retrotraer las tarifas de los servicios a noviembre de 2017 y que los aumentos no puedan superar el índice de variación salarial para los usuarios residenciales y el de precios mayoristas para las pymes. Por su parte, la iniciativa de Cambiemos propone una rebaja del IVA a la mitad (10,5%) para usuarios residenciales y de 6 puntos porcentuales (21%) para pymes.

En el comienzo del debate, el senador peronista José Mayans dijo que gran parte de las personas consultadas están a favor del proyecto y resaltó que "hay una emergencia cuando la gente no puede pagar".


En ese sentido, el formoseño consideró que "más del 90% de la población está de acuerdo con que votemos este tema de tarifas, porque la gente está saturada con la situación económica, entonces obviamente si la propia coalición no puede juntar los votos en Diputados, ¿qué nos puede reclamar el presidente a nosotros de un programa económico que tiene muchas falencias". "Si no ponemos límite a esto, si el Gobierno no advierte esto y quiere hacer lo que le piden las generadoras, sus amigos, esto no va a terminar bien", concluyó.

Por su parte, el oficialista Esteban Bullrich dijo que "la oposición sabe que el proyecto no tiene ninguna posibilidad de ser implementado. Es más: reconocen que no les importa, porque dicen que quieren enviarle un mensaje al Ejecutivo". En esa línea, el ex ministro de Educación sostuvo que al Gobierno "el tema sí le importa" y que por ese motivo "se planteó una alternativa", en referencia a las rebajas en el IVA.

A continuación, Bullrich dijo que Cambiemos busca "normalizar las tarifas energéticas, no para pagar más hoy, sino para estar mejor mañana", debido a que "no hay política más inmoral que justificar tarifas bajas para construir una vida cara. Nosotros no vamos a ponerle 10 pesos en el bolsillo a un argentino para sacarle 50 del otro".

Pasadas las 23, el senador del PJ cordobés Carlos Caserio expresó: "Hay que hacerse cargo, porque desde que esto llegó a Diputados distintos sectores de la oposición le venimos advirtiendo al Gobierno que la gente está muy mal con el problema de las tarifas".

Y agregó: "A veces se confunde el Gobierno que cree que además de dejarlo gobernar también tenemos que pagar y compartir los costos políticos de su mala gestión. Parece que cuando acompañamos al gobierno nacional somos 'buenos' y 'racionales' pero cuando un día pensamos distinto pasamos a ser los malos de la película: esa no es la democracia que queremos".

"Creo que el discurso del Presidente, que fue hasta agraviante con nosotros, y si encima nos amenazan con el veto, eso inclinó nuestro pensamiento—continuó—. Les pido que no rompamos todo: estuvieron hasta último momento tratando de lograr que hoy no votemos esto. Si para ustedes eso es la política, bárbaro, pero no jueguen con fuego porque nos necesitamos todos".

Cerca de la medianoche fue el turno del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. Tras cuestionar la política tarifaria del kirchnerismo, y sin muchas esperanzas ("no voy a convencer a nadie esta noche"), expuso: "Este podría ser el anuncio de una fiesta para todos que no se podría pagar. Cuando se viniera la resaca de la fiesta, nos encontraríamos con un drama absoluto por una mentira. No se podría pagar, no habría dinero".

"Cuando esto pasa, siempre de alguna manera se paga", dijo en relación al proyecto que contempla retrotraer los valores de los servicios públicos. Y añadió: "Argentina tuvo la experiencia de las hiperinflaciones, la experiencia de 2001-2002… Se sabe cómo se saldan las fiestas, se saldan dramáticamente sobre las espaldas de los más pobres de la Argentina".

Sin embargo, recalcó que el Presidente "va a evitar que la Argentina vuelva a ese lugar", en alusión al veto que firmará Mauricio Macri en caso de que se apruebe la iniciativa.

"Cuando hay problemas, lo que corresponde hacer es trabajar en conjunto para solucionarlos con seriedad. Si somos tan malos para algunos, yo diría que nos ganen con seriedad, no hace falta ganarnos con irresponsabilidad. Lo importante es que nos comprometamos a hacer un pacto para el crecimiento y el trabajo", concluyó.

Voto a voto

El proyecto opositor que viene de la Cámara de Diputados es hasta el momento el que más votos reúne, a pesar de que el Gobierno ya anticipó que el presidente Mauricio Macri lo vetará si el Senado lo convierte en ley.

A favor del proyecto de la oposición hay 38 votos entre el Bloque Justicialista (23), el Frente para la Victoria-PJ (9), el Frente Popular Santiago del Estero (monobloque de Gerardo Montenegro), Unidad Justicialista (Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo) los progresistas Fernando "Pino" Solanas y Magdalena Odarda y el Frente Cívico por Santiago.

Para rechazar la iniciativa opositora y/o apoyar la del oficialismo hay 31 votos que aportarán Cambiemos (25), Interbloque Federal (5) y Rodolfo Urtubey, el único del Bloque Justicialista que no votará el proyecto de la oposición.

VOTACIÓN EN SENADO CON FINAL INCIERTO, MIENTRAS CARRIÓ DENUNCIA Y MACRI VETARÁ VOTACIÓN EN SENADO CON FINAL INCIERTO, MIENTRAS CARRIÓ DENUNCIA Y MACRI VETARÁ Reviewed by Andrés Zarzuelo on mayo 31, 2018 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.