Uruguay sigue haciendo historia y llega a los octavos de final como primero de su grupo

Maximiliano Benozzi/CLARÍN
GOLES URUGUAYOS
El plan maestro de Oscar Tabárez continúa firme. Y ya está dando muestras de que puede llegar a revolucionar Rusia. Uruguay no tuvo piedad con el local y lo venció. Así sumó su tercer triunfo consecutivo y volvió a hacer historia: nunca había ganado los tres partidos de la fase de grupos y desde Suiza 1954 que no hilvanaba tres victorias seguidas. Ahora espera rival en octavos de final, que será el segundo de la zona B: ¿España, Portugal o sorprenderá Irán? Se verá. Lo cierto es que la Celeste ganó el grupo A sin fisuras.


Le alcanzó con cinco goles y mantuvo el arco en cero durante los tres partidos. Fue de menor a mayor en el juego y ayer no sufrió. A pesar de algunos cambios tanto en la defensa (ingresaron Sebastián Coates y Diego Laxalt) como en el mediocampo (aparecieron Nahitan Nandez y Lucas Torreira). Arriba, inamovible, la dupla conformada por Edinson Cavani y Luis Suárez.


Para ganarle a la sorprendente Rusia, que venía de hacer ocho goles en dos partidos (5-0 a Arabia Saudita y 3-1 a Egipto) Uruguay apeló a su fórmula más conocida: seguridad defensiva y contundencia y efectividad en el ataque.

Para abrir el encuentro, también utilizó una de sus mejores armas: la pelota parada. Una falta sobre el borde del área a Rodrigo Bentancur (en el día de su cumpleaños 21) le dio la posibilidad a Suárez, con un remate bajo y esquinado de tiro libre, de convertir el primer tanto. Contó también con la complicidad del arquero ruso Igor Akinfeev.

También cerró el encuentro a través de la pelota parada. Godín metió un tremendo cabezazo tras un córner desde la derecha y Cavani empujó el rebote que dio el arquero ruso. Cuatro de los cinco goles que Uruguay lleva en la copa del mundo fueron desde la ejecución de un balón detenido. En ese aspecto, saca ventaja.


Rusia intentó despertarse pero Muslera, que disputó su partido 100 con la Celeste le ahogó el grito a Artem Dzyuba. A diferencia de la defensa uruguaya, la rusa se mostraba más endeble. Y Uruguay sacó provecho de ello. Pero también contó con algo de fortuna. Diego Laxalt se proyectó y sacó un remate cruzado. Denis Cheryshev metió en el camino su pierna izquierda, la pelota se desvió y terminó adentro del arco.

Iban apenas 23 minutos de la primera mitad y Uruguay ya estaba 2-0, ventaja con la que se iría al descanso. A Rusia nada le salía bien. Era una sombra de los dos primeros partidos. Para colmo, diez minutos antes del cierre del primer tiempo se quedó con diez jugadores por la expulsión de Igor Smolnikov, por doble amarilla. Ahí, el local se derrumbó.

Con la tranquilidad que le indicaba el resultado Uruguay salió tranquilo a jugar el complemento, en el que dejó correr los minutos. Trató de tener la pelota y de jugar lo más alejado de Muslera. Pudo haber goleado en un contraataque pero Suárez y Cavani no estuvieron finos para cerrar las jugadas y también pudo haber descontado Rusia pero el arquero uruguayo lo impidió. Y De Arrascaeta casi hace un gol olímpico: la pelota dio en el travesaño.

Al final, la imagen de Samara fue la misma que en Rostov y que en Ekaterimburgo. Los jugadores uruguayos abrazados, saltando, cantando y saludando a esa marea celeste en las tribunas. La que no paraba de entonar el cántico que ya es un clásico: "Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser campeones, como la primera vez". ​Es que la ilusión uruguaya no se detiene. Y va por más. 
Uruguay sigue haciendo historia y llega a los octavos de final como primero de su grupo Uruguay sigue haciendo historia y llega a los octavos de final como primero de su grupo Reviewed by Andrés Zarzuelo on junio 25, 2018 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.