El Senado rechazó el aborto legal y el proyecto deberá buscar otros caminos

rechazo en senado
Con 38 votos en contra y 31 a favor, el proyecto por la legalización del aborto fue rechazado en el Senado. Después de una sesión maratónica e histórica, la iniciativa no logró el apoyo necesario para convertirse en ley, ni alcanzó los consensos para obtener modificaciones y regresar a Diputados. Con este panorama, recién el año que viene se podrá tratar una medida idéntica en el Congreso.



Tras 15 horas de sesión, los senadores frenaron la iniciativa que contemplaba la interrupción voluntaria para el embarazo hasta la semana 14 de gestación, inclusive. Durante la jornada, solo se produjo un cambio en el poroteo de votos: el indeciso Omar Perotti definió que se abstendría.

Mientras los legisladores exponían sus posturas, hubo un intento de buscar un "plan B", ya que el recuento marcaba una tendencia al "no". En esa pelea estuvieron la neuquina Crexell y Perotti, quienes quisieron -sin éxito- convencer a sus pares de discutir la despenalización o la ampliación de una causal para habilitar la práctica. Es decir, un camino intermedio entre el rechazo absoluto y la legalización.


Sin embargo, no prosperó. Según pudo saber TN.com.ar, ni desde Cambiemos ni desde el peronismo quisieron avanzar con ese documento alternativo.


Las exposiciones en el Senado

Al igual que en Diputados, la sesión se convirtió en un duelo de exposiciones entre aquellos que estaban a favor y en contra de la legalización del aborto. Y no faltaron las exposiciones emotivas, controvertidas y polémicas que resonaron en la calle y en las redes sociales, desde donde se siguió con expectativa el resultado final.

Del lado "verde", el senador de Chubut, Alfredo Luenzo, aseguró que estamos frente "a una sociedad patriarcal" y que la iniciativa no es inconstitucional, como muchos argumentaron. "Somos machistas en recuperación", agregó.

Los legisladores cordobeses, que propusieron la legalización con modificaciones, denunciaron que la Iglesia los presionó. En el caso de Ernesto Martínez Carignano, el senador dijo que por apoyar el aborto legal lo tildaron de "genocida y asesino". "El código penal argentino no son las tablas de Moisés. Si quieren hacer un código religioso, retomen los 10 Mandamientos y van a ver que no es posible", disparó.

La senadora de Cambiemos Gladys González se quebró en llanto cuando se refirió a sus hijas y a lo que espera de las mujeres argentinas. "Todos queremos salvar las dos vidas y no estamos salvando ninguna", recalcó. Y sostuvo que es responsabilidad del Estado que "las más pobres puedan acercarse al sistema de salud y ser contenidas para no morir".


La tucumana Beatriz Mirkin, la única de esa provincia que votó a favor del proyecto, se mostró contundente al apuntar contra el "ala celeste" y sus proyectos que proponían flexibilidades en la adopción. "Se nos propuso como solución entregar a los chicos, ¿somos vientres las mujeres o somos seres humanos con derechos?", planteó, eufórica.


Mientras tanto, también hubo tiempo para exposiciones polémicas. Del lado "provida", la senadora Inés Blas cuestionó la posibilidad de abortar en casos de violación, como ya está estipulado en el Código Penal. "¿No creen ustedes que el someterse a esta situación puede servir para limpiar el honor de un abusador?", consideró ante la mirada de sus pares.

Alfredo De Angeli, de Entre Ríos, remarcó que está a favor de "las dos vidas" y por este motivo "jamás estaría de acuerdo en acompañar a una mujer en ese drama". Para argumentar su posición, subrayó que "cuando uno se entera que una mujer está embarazada se la felicita con alegría, se le regala una planta para que vaya creciendo y vea la imagen de su hijo. Esas son las cosas que nos podemos perder".

Por su parte, y tal como había anticipado, Federico Pinedo, presidente previsional del Senado, deslizó que el proyecto por el aborto legal "no tiene mucho consenso" y que la media sanción de Diputados tiene "cuestiones exageradas".

Luego se preguntó: "¿Por qué hay tanta división?". Para él "no se puede negar la existencia al otro" por lo que "no se le puede decir a alguien que vive que no tiene vida". "¿La eugenesia es equiparable con la vida del niño? ¿Vale más ese deseo? Es opinable. Déjenme creer", comentó.

Sobre el final del debate, la senadora Cristina Kirchner hizo uso de la palabra y explicó por qué cambió de opinión y votaría a favor. "Siempre he votado por la vida", recalcó la expresidenta y aclaró por qué modificó su punto de vista: "Me hicieron cambiar de opinión las miles y miles de chicas que se volcaron a las calles; verlas criticar pero también describir una sociedad patriarcal nos debe ubicar a todos en un lugar distinto". También mencionó a su hija Florencia. "Me abrió la cabeza a la cuestión femenina de una forma diferente", dijo.


Afuera, marchas a favor y en contra

Desde el martes a la noche y hasta el jueves a la madrugada, dos multitudes se acercaron a las puertas del Congreso para manifestarse, tanto con pañuelo celestes como verdes.


También hubo mensajes pidiendo la separación del Estado y la Iglesia, el fin del patriarcado y, claro, pidiéndole a los senadores que apoyaran el proyecto.

Por su parte, del lado celeste, se vieron banderas argentinas, imágenes de la Virgen María y, tal como había pasado en manifestaciones y durante la votación en Diputados, apareció el muñeco gigante que representa al "niño por nacer".

Cuáles son los nuevos caminos para que el aborto legal sea ley
No todo está perdido para la "marea verde" que impulsó esta iniciativa y todavía tienen dos instancias para lograr que la normativa vigente incluya la interrupción voluntaria del embarazo.


La primera opción será solo en dos semanas, cuando el presidente Mauricio Macri envíe al Poder Legislativo un proyecto para reformar el Código Penal, documento que incluye modificaciones para suspender o eximir la pena a prisión a una mujer que haya abortado.

Según esta propuesta, el aborto seguirá siendo un delito con una condena de uno a tres años de cárcel. Sin embargo, plantea que los jueces pueden dejar exenta a la mujer, considerando los motivos y el contexto de su decisión.

El mismo proyecto mantiene la despenalización en casos de violación, tal como ya está previsto en el artículo 86 del Código, pero se renombrará como "abuso sexual" para que el concepto sea más amplio. A su vez, seguirá vigente la causal por riesgo de la salud de la mujer.


Otro de los puntos que se nombró en la previa de la votación fue la posibilidad de volver a presentar el proyecto en el Congreso. Según el artículo 81 de la Constitución Nacional, deberán esperar un año para proponer una medida idéntica, es decir hasta el 2019. Aunque teniendo en cuenta las elecciones presidenciales, se estima que volverá a la agenda parlamentaria recién en 2020.
El Senado rechazó el aborto legal y el proyecto deberá buscar otros caminos El Senado rechazó el aborto legal y el proyecto deberá buscar otros caminos Reviewed by Andrés Zarzuelo on agosto 09, 2018 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.