Alberto Fernández y un discurso cargado de anuncios: reforma judicial, nueva ley de Inteligencia y aborto legal
El presidente Alberto Fernández encabezó este domingo la apertura del 138° período de sesiones ordinarias del Congreso, la primera desde su asunción al frente del Ejecutivo. En su discurso, el mandatario marcó parte de la agenda parlamentaria: habló sobre un nuevo diseño del Sistema de Inteligencia Nacional, anunció que enviará un proyecto para legalizar el aborto dentro de los próximos diez días y puntualizó sobre la reforma judicial que busca llevar adelante.
Comienzan las sesiones legislativas


Sobre este último punto detalló: "Como Presidente de la Nación, ante esta Asamblea Legislativa, vengo a asumir un compromiso inquebrantable. En este tiempo de la Argentina en el que nos toca gobernar, venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la Justicia y al nombramiento de jueces dependientes de poderes inconfesables de cualquier naturaleza".

En este sentido, Fernández afirmó que apuntan a lograr un reordenamiento de la Justicia Federal "que evite el cajoneo o la activación de expedientes en función de los tiempos políticos, que impida la construcción de falsas causas, que acabe con la arbitrariedad en materia de detenciones y que impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho”.

"Los delitos contra la administración pública dejarán de estar en manos de pocos jueces. Pasarán a ser juzgados por más de medio centenar de magistrados". El mandatario dio a conocer que crearán un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por otro lado, el Presidente anunció que en el transcurso de esta misma semana emitirá un Decreto de Necesidad y Urgencia que modifique la Ley de Inteligencia “impidiendo a los organismos de inteligencia realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia”. En este punto, el mandatario advirtió: “No habrá excepción alguna que quiebre esa resolución”.

Tras una hora de discurso, Fernández se refirió con contundencia al aborto y aseguró que dentro de los próximos 10 días enviará un proyecto al Congreso para legalizar la Interrupción Voluntaria del Embarazo. "La legislación vigente no es efectiva. Desde 1921 se penaliza la interrupción voluntaria del embarazo. Es ineficaz desde su criterio preventivo. La amenaza penal fue ineficiente. También condenó a mujeres, generalmente de bajos recursos, a recurrir a la clandestinidad poniendo en riesgo su vida", planteó.

Después, agregó: "En el siglo XXI todo Estado debe comprender las necesidades individuales de cada uno. Por eso, en los próximos diez días presentaré un proyecto de ley que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo, que permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando tomen la decisión de abortar".

Hubo aplausos en señal de apoyo e, incluso, en muchas bancas, diputados y ministros alzaron sus pañuelos verdes a favor de la iniciativa.